viernes, 18 de noviembre de 2016

Opinología Cultural: El Primero de la Familia

La película "El Primero de la Familia" es quizá lo más expresivo de la desafección del Chile actual. Y quiero comentarla porque me siento parte de ese Chile desafectado. Lo haré contando mi propia experiencia.



Marché (harto) en la primera mitad de la década de los 2000. No solo marché, sino también participé organizando marchas, de esas en las que costaba sacar 3000 personas a la calle... Eso era harto. Cuando mataron a Daniel Menco en 1999, creo que fue una marcha de unos 15.000 a 20.000 en Santiago. Pero más allá de eso, muy difícil.
A pesar de que aprendí muchísimo, había algo incómodo de esas marchas. En general, estuvieron lideradas por la izquierda tradicional, que mi candidez juvenil no alcanzaba a comprenderla como gente cuica. Pero lo eran. Una vez mi papá, mirando las noticias sobre el conflicto estudiantil de esos años (la rutina anual del déficit del Fondo Solidario de Crédito Universitario), me preguntó "¿quién le paga la U al presidente de la Fech?" Yo entendí que había un sesgo de clase fuerte en la educación. Pero llegar a la Universidad de Chile (el primero de la familia) lo ponía de forma cruelmente más notoria. Era fundamentalmente incómodo cuando pasaban las marchas frente a universidades privadas, gritando "¡500 puntos! ¡500 puntos!" Para qué decir los gritos de arrogancia a la policía. En esa masa, nadie podría entender que los "niñitos rubiecitos del barrio alto" y de las universidades pidieran más plata. Pero llegó el 2005, y resultó que ya no había tanto niño rubio dirigiendo asambleas universitarias para sacar a 30.000 personas a la calle.
Porque fuimos metiches, logramos saber que en la U de Chile casi un 40% de los estudiantes tenía deudas morosas de aranceles. Teníamos deudas morosas. Los mismos chiquillos dirigentes de la izquierda tradicional se burlaron de nuestra prioridad con los endeudados. Pero no entendían que había un mundo afuera, donde las deudas eran el cántico del estudio y de la sobrevivencia. Y cuando digo "afuera", me refiero a su mundo social: lo que caía fuera de sus sobremesas, de sus celebraciones de cumpleaños, de sus barrios, de sus vacaciones pachamámicas. Había un mundo que era incapaz de organizarse porque ¿quién piensa en organizarse cuando tiene que hacer el mes para pagarse la comida o el pasaje para ir a estudiar? Yo trabajaba de pasapelotas en un hotel de ricos de Santiago para costearme el pasaje semanal a la Universidad. Le pasaba pelotas a gente que era amigos "de la U" de dirigentes socialistas. Trabajaba para gente de mi edad, que estudiaba quizá lo mismos cursos en otra facultad de la U. Y jugaba tenis los fines de semana. Pero claro, la educación era vendida como el "igualador social".
Afortunadamente, el 2005 nos pilló mejor parados. Digo "nos" porque hablo del sector social ese que se puso a estudiar primero en su familia, llenando las universidades multinacionales que crecían y crecían en Chile. Mientras la élite dirigencial tradicional se preocupaba de "la calidad", yo imaginaba ¿cuánto más leeremos ahora que tenemos que hacerlo? ¿cuánto más significa que una joven destinada a trabajar de forma precaria ahora tuviera la oportunidad de formarse, aunque fuera en el mercado y con deuda, pero formarse? Ese año perdimos contra los bancos. Lagos y Bitar crearon una maravillosa máquina de explotación de "los nuevos futuros profesionales", al que llamaron Crédito con Aval del Estado. Un desangramiento de dineros públicos hacia los bancos, mientras estudiantes salen con deudas millonarias por estudiar. Salimos con deudas millonarias por estudiar. Pero igual nos ilustramos.
De allí que esta película sea tan reveladora de lo que no eran -sin culparles- esos sesudos dirigentes estudiantiles de inicios de los 2000: gente que no tiene como parar la olla, pero que estudia igual. Gente que no teníamos como parar la olla y estudiamos igual. Gente que no teníamos las cuentas y cuentas de libros que ostentan esas familias clasemedianas, pero que tuvimos que leer filosofía, historia, y ciencia, y matemáticas, y los lenguajes exóticos de esta globalizada contradicción. Y nos sacamos la chucha haciéndolo. Y más cuando buscamos organizarnos, pues éramos los pungas, los flaites que se metían a "hacer política" en el terreno de aquellos que crecieron viendo profesionales en sus sobremesas, conversando de la política y lo importante del voto y la República. Algunos de esos pungas nos ganamos becas de post-grado y nos fuimos lejos, por años, a entender todo lo que a otros les llegó con la cuna. Y de pasadita, nos entendimos un poco más a nosotros.
Yo aún no puedo hablar de cultura con esos dirigentes. Y es que no la tengo, o al menos no tengo la misma cultura que ellos. No fui a sus museos ni teatros, ni escuché su música, ni leí sus libros. Mi niñez fue de "Cachureos" en una tele blanco y negro y pichangas urbanas. Mis primeros diccionarios mi madre los compraba por capítulos a los vendedores ambulantes de las micros. Reader's Digest era mi vínculo con la globalización. Y la tele y su "Casa en la Pradera" o sus dibujos animados japoneses y gringos. La globalización colonizante me formó, como lo hizo con tantos. Nos formó la cultura neoliberal. Siempre tuve que llenar formularios para todo. Siempre tuve que ser "seleccionado" para acceder a eso mismo que pregona esta vida ultra ideológica y liberal: el mérito de la educación. Tenía que merecer el merecimiento.
Por lo mismo ¡Qué gran fiesta poder entrar a la Universidad! Mi tía tuvo que prestarme la plata para matricularme pues yo no tenía. Imaginen eso: la materialidad del sistema golpeando al merecimiento de tu mérito. Yo tuve suerte, y quizá algo de compulsión obsesiva por acceder a ese mundo, por arrancar del mío y mis propios miedos. Y es que, ¿quién no? Pero yo era El Primero de la Familia.
¿De qué se habla en las "nuevas sobremesas" de esos nuevos profesionales? En el seno de nuestras vidas sociales hay un choque cultural que aún no entendemos, y que "El Primero de la Familia" retrata tan vivamente. Un joven silente en su casa, en su vecindario. Parece no tener de qué hablar con ellos. Pero ese mismo joven es el orgullo de su familia, de su abuela querendona, de su padre perdedor, de su madre enferma, de su hermana adolescente arrinconada por la vida real de los "no seleccionados", del vecindario abandonado en su suerte. Mientras lee sobre anatomía ocular, tirado en una cama de una pieza que comparte con su hermana (y que ese día comparte con su abuela), el joven Primero en su Familia no habla de nada. Simplemente está. Prepara su maleta y su viaje al tiempo que contempla con quizá qué cruce mental lo que ocurre en su casa: la inundación de la mierda, su hermana embarazada a los 15, su madre y la porfía, su padre y su actitud de soy-macho-todo-lo-resuelvo-y-al-final-la-puro-cago. Y el orgullo. Pero, ¿de qué hablan? Todo su mundo parece esforzado en irse. "¡Menos mal que tienes la suerte de irte de esta mierda!" creo que le grita su hermana en un momento. Y en su interior, el Primero de la Familia debe sentirlo tan cierto y tan culpable. Tanto que se vuelve silente y algo sórdido. Está solo y rodeado de orgullo, de "orgullosidades".
Chile engendra una proto-clase social. Una a la que la vida le parece realmente un mérito y que amenaza las posiciones de los que tradicionalmente han sentido ser esa clase meritoria, esa que tiene "la cultura", "las artes", "los oficios". Los tradicionales que quizá consciente o inconsicentemente piensan que ese Primero de la Familia no debió nunca ser dueño de la beca que se lo lleva a Europa. Que esas becas son "para gente bacán". No para "otros". No para nosotros. No para quienes encarnan en su vida la sordidez de su precariedad social y económica, sus gustos poco refinados, sus conversaciones sin sustancia literaria. no para quienes cargan las tremendas ganas de escapar de esa sordidez y precariedad, con la culpa a cuestas, con la vida nueva a cuestas. Somos los que jugamos el juego con lo que teníamos. Y ahora, quizá, no nos queda otra que hablar entre nosotros, reconocernos en este juego y buscar pasar a la historia. Esta película es un gran motivador de ese diálogo. Les recomiendo verla.










sábado, 13 de junio de 2015

Notas Críticas sobre el Capital Humano 8.

En esta oportunidad, presento la quinta y última parte de la traducción de un artículo titulado "Human Capital Theory: A Holistic Criticism", cuyo autor es Emrullah Tan, un candidato doctoral de la University of Exeter en el Reino Unido. El artículo fue publicado en septiembre de 2014 en la revista Review of Educational Research, de la American Educational Research Association. (Tan, E., (2014) Human capital theory: a holistic criticism, Review of Education Research 84(3), 411-445, doi: 10.3102/0034654314532696)

En esta quinta entrega, el artículo expone las conclusiones de la revisión crítica a la teoría del Capital Humano, además de listar las referencias expuestar anteriormente. Para ver las demás entradas que he publicado sobre este tema, hacer click:
http://ivan-salinas.blogspot.com/2013/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-1.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-2.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-3.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-4.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-5.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-6.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-7.html


Notas Críticas sobre el Capital Humano 7.

En esta oportunidad, presento la cuarta parte de la traducción de un artículo titulado "Human Capital Theory: A Holistic Criticism", cuyo autor es Emrullah Tan, un candidato doctoral de la University of Exeter en el Reino Unido. El artículo fue publicado en septiembre de 2014 en la revista Review of Educational Research, de la American Educational Research Association. (Tan, E., (2014) Human capital theory: a holistic criticism, Review of Education Research 84(3), 411-445, doi: 10.3102/0034654314532696)

En esta cuarta entrega, el artículo expone las críticas morales a la teoría del Capital Humano. Para ver las demás entradas que he publicado sobre este tema, hacer click:
http://ivan-salinas.blogspot.com/2013/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-1.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-2.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-3.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-4.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-5.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-6.html

Notas Críticas sobre el Capital Humano 6.

En esta oportunidad, presento la tercera parte de la traducción de un artículo titulado "Human Capital Theory: A Holistic Criticism", cuyo autor es Emrullah Tan, un candidato doctoral de la University of Exeter en el Reino Unido. El artículo fue publicado en septiembre de 2014 en la revista Review of Educational Research, de la American Educational Research Association. (Tan, E., (2014) Human capital theory: a holistic criticism, Review of Education Research 84(3), 411-445, doi: 10.3102/0034654314532696)

En esta tercera entrega, el artículo expone las críticas prácticas a la teoría del Capital Humano. Para ver las demás entradas que he publicado sobre este tema, hacer click:
http://ivan-salinas.blogspot.com/2013/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-1.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-2.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-3.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-4.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/06/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-5.html

Notas Críticas sobre el Capital Humano 5.

En esta oportunidad, presento la segunda parte de la traducción de un artículo titulado "Human Capital Theory: A Holistic Criticism", cuyo autor es Emrullah Tan, un candidato doctoral de la University of Exeter en el Reino Unido. El artículo fue publicado en septiembre de 2014 en la revista Review of Educational Research, de la American Educational Research Association. (Tan, E., (2014) Human capital theory: a holistic criticism, Review of Education Research 84(3), 411-445, doi: 10.3102/0034654314532696)

En esta segunda entrega, el artículo expone las críticas empíricas a la teoría del Capital Humano. Para ver las demás entradas que he publicado sobre este tema, hacer click:
http://ivan-salinas.blogspot.com/2013/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-1.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-2.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-3.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-4.html

martes, 5 de mayo de 2015

martes, 24 de febrero de 2015

Notas Críticas sobre el Capital Humano 4.

En esta oportunidad, presento la primera parte de la traducción de un artículo titulado "Human Capital Theory: A Holistic Criticism", cuyo autor es Emrullah Tan, un candidato doctoral de la University of Exeter en el Reino Unido. El artículo fue publicado en septiembre de 2014 en la revista Review of Educational Research, de la American Educational Research Association. (Tan, E., (2014) Human capital theory: a holistic criticism, Review of Education Research 84(3), 411-445, doi: 10.3102/0034654314532696)
Algunas gracias de este artículo son: tiene un lenguaje directo y claro, que lo hace fácil de leer; reúne variadas tradiciones de crítica a la teoría del Capital Humano; y se enfoca en el impacto del uso de la teoría en educación.
En esta primera entrega, el artículo expone sucintamente la teoría del Capital Humano y las críticas metodológicas. Para ver las demás entradas que he publicado sobre este tema, hacer click:
http://ivan-salinas.blogspot.com/2013/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-1.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-2.html
http://ivan-salinas.blogspot.com/2015/02/notas-criticas-sobre-el-capital-humano-3.html

Teoría del Capital Humano: Una Crítica Holística
La teoría del capital humano ha tenido un profundo impacto en un rango de disciplinas desde economía a educación y sociología. La teoría ha sido siempre sujeto de una crítica acérrima desde sus inicios, pero ha sobrevivido cómodamente y expandido su influencia sobre otras disciplinas de investigación. Sin sorpresa, un considerable número de críticas han sido realizadas como una reacción a esta expansión. Sin embargo, pareciera que estas críticas son más bien fragmentadas y desorganizadas. Para salvar esta distancia y organizar la crítica en una forma sistemática, este artículo toma una aproximación holística y repasa la teoría del capital humano usando cuatro perspectivas comprehensivas enfocadas en los aspectos metodológicos, empíricos, prácticos, y morales de la teoría.
Palabras clave: capital humano, economía neoclásica, teoría de la elección racional

domingo, 15 de febrero de 2015

Notas críticas sobre el Capital Humano 3.

Siguiendo con los posts sobre Capital Humano, hago entrega de la segunda parte de la traducción libre del artículo de Samuel Bowles y Herbert Gintis (1975), “The Problem with Human Capital Theory – A Marxian Critique”, publicado en la revista The American Economic Review Vol. 65, No. 2. En la primera parte, Bowles y Gintis exponen sus críticas a la Teoría del Capital Humano en términos de la demanda de las empresas por Capital Humano y la Oferta de Capital Humano. En esta parte, se dedican a analizar los retornos de la escolaridad y las implicancias y conclusiones de este artículo.



domingo, 8 de febrero de 2015

Notas críticas sobre el Capital Humano 2.


En una nota anterior, había presentado una relación sobre el actor afectado por la Teoría del Capital humano, el llamado precariado. Ahora presentaré una serie de posts destinados a comprender y mirar críticamente qué es lo que se conoce como Teoría del Capital Humano. Lo hago como forma de conectar los elementos organizadores del sistema educativo actual y su crisis en Chile, así como para mi propia auto-formación. Entiendo que el Capital Humano, como teoría económica y del comportamiento humano, es el principal elemento orientador del modelo educativo chileno en todos sus niveles, desde pre-básica, básica, secundaria, superior universitaria y no universitaria, de post-grado, y de certificaciones formalizadas en el modelo productivo (ej. diplomados, certificaciones de artes y oficios, etc.). Por lo tanto, un examen riguroso a la Teoría del Capital Humano puede permitir visualizar cuáles son los elementos radicales que explican la crisis del sistema chileno, y explorar respuestas que expliquen por qué es en el sistema educativo donde estas crisis se han hecho visibles, incluyendo las embrionarias discursividades anti-neoliberales de masas.

En este post y en el que viene, ofrezco una traducción libre de un artículo escrito por Samuel Bowles y Herbert Gintis (1975), cuyo título original es “The Problem with Human Capital Theory – A Marxian Critique”, publicado en la revista The American Economic Review Vol. 65, No. 2. Las negritas son mías. Agradezco a Pancha Corbalán por la revisión de la traducción original y valiosas sugerencias de edición.



miércoles, 8 de octubre de 2014

SIMCE: los esfuerzos de la élite

Sobre el SIMCE de escritura y sus resultados:
Hay tres esfuerzos que la élite despliega constantemente con el fin de mantener el sistema sin transformaciones que escapen a sus intereses.
El primer esfuerzo es la dominación simple en defensa de sus intereses. La fuerza. Esto lo hacen copando las instituciones del Estado y defendiendo el supuesto legítimo uso de la fuerza, mediante el ejército, la policía, y los organismos de seguridad.
El segundo esfuerzo es la dominación mediante sistemas legales de clasificación de las actividades en términos de delitos o no delitos. Para ello buscan sostener las estructuras normativas y adecuarlas a sus fines (mediante mecanismos como los "fondos reservados" que han poblado los medios en las últimas semanas). Así, es posible normar como delito los robos hormiga que les afectan directamente, pero institucionaliza los grandes robos como los que hacen las AFP e Isapres.
El tercer esfuerzo es construir una narrativa social que desprecie la iniciativa de los actores antagónicos a la élite, como son los sectores populares. De allí que hayan sido capaces de construir todo un aparataje estadístico-intelectual como el SIMCE, la PSU, la evaluación docente, la prueba INICIA, con el fin de darle argumentos a su narrativa de que los sectores antagónicos "no saben", o "no entienden", o simplemente "son tontos". Es un esfuerzo aristocratizante, que no tiene relación alguna con las capacidades de los antagonistas de la élite, sino con relaciones de fuerza que permiten mantener la dominación de ésta sobre la sociedad.
Por eso, no me compro eso de que "la gente" no entiende lo que lee, ni que no se sabe expresar, pues esos juicios están construídos para que otros digan "yo sí se entender lo que leo", "yo sí me se expresar", y que esos sean siempre de la misma élite. El punto es cómo logramos expresar nuestros deseos de cambio y transformación prescindiendo de las herramientas que la élite ha armado con fines de dominación y de infantilización de sus adversarios, y cómo armamos derroteros que permitan realizar esas transformaciones.
Vamos a acabar con el SIMCE, y después iremos por ustedes, aristócratas.


domingo, 4 de agosto de 2013

Minuto de rabia contra los Mario Waissbluths y el Proyecto Estandarizador


A Mario Waissbluth, el "ingeniero mutante", no le cuesta que los medios se coman su ego y ultronismo chanta para seguir perpetuando el modelo educacional de la dictadura y el empresariado. ¿La razón? Su intento constante de correr los límites de la protesta educativa hacia un extremo que sea controlable por la élite. En este caso, se trata del SIMCE. Se supone que ahora Waissbluth, el viejito de ojos claros que dirige un grupo de lobby, está en contra del SIMCE. El mismo que instaba a apurar el tranco para la creación de la Agencia de Calidad. El mismo que usa las pruebas estandarizadas para armar todo su discursillo de catástrofe educativa, ahora estaría en contra del SIMCE. Y para eso nada más que el aliciente de la famosilla Agencia de Calidad, que propuso hacer un ranking de escuelas en que un 67% de ponderación sería el puntaje SIMCE.




Waissbluth patudamente nos decía esto por allá por el 2011, cuando trataban de bajar las movilizaciones: "Si simplemente el Ejecutivo y Legislativo se hubiesen puesto las pilas y hubieran sacado hace dos años esta Superintendencia y Agencia con verdaderos colmillos, no de juguete, hoy tendríamos un sistema mucho más equitativo y menos segregador en el sistema escolar”.
Waissbluth nos decía que no simcificáramos la escuela, pero que “Estamos ciento por ciento de acuerdo en la validez del Simce. Aunque tiene que perfeccionarse, mide las cosas que tiene que medir”. ¿Estamos?
Waissbluth se paseó dando cátedras parlamentarias sobre los problemas de gestión que se venían. Pero el SIMCE no es gestión. Es simplemente maldad.
Ahora resulta que, después de su grito contra el SIMCE, para Waissbluth el problema es técnico. Que no sé cuánta ponderación acá, que el método de cálculo y control por acá. Pura pirotecnia. No hay nada de aseguramiento de ninguna calidad en evaluar tanto y tantas veces, y con tantas consecuencias, independiente de cuánto se pondere qué prueba. El problema es que la discusión técnica se hace solo para perpetuar un modelo: el del Estado subsidiario. El mismo modelo de Jaime Guzmán, de Pinochet. Discutir de educación como derecho va más allá del cálculo de cuánto se pondera el SIMCE o si se controla o no por variables de pobreza. Al final el SIMCE no le importa a nadie más que a los que quieren hacer mercados de la educación. Y ésos probablemente no tuvieron las presiones que les ponen a los niños en las otras escuelas. La educación como derecho debiese oponerse a la existencia de pruebas estandarizadas censales como el SIMCE, y más aún a la extensión de evaluaciones estandarizadas a la escolaridad temprana, con sus consecuencias asociadas. Por eso, el ultronismo tecnócrata del lobbista de ojos claros es una pose.

Pero, ¿cómo decirle a Waissbluth, el lobbista, lo amarillo y poco creíble que se ve? La verdad es que sólo hay algo: esto de la Agencia de Calidad te lo dijeron los profesores, dos años antes de que te lanzaras a promoverla en medio de las movilizaciones estudiantiles. Y lo dijeron muy bien, con un relato de ficción en la Revista Docencia. Acá va un extracto, la experiencia de una profesora, Gabriela,

"Comenzaron a haber fuertes reflexiones sobre la formación inicial y su pertinencia. La solución fue “acreditar” las carreras de pedagogía, mientras algunos comenzaban a decir que debíamos pasar una prueba estandarizada al egresar para poder ejercer. Salí a hacer mi práctica en un liceo público de Chillán, y luego me quedé allí hasta hoy. Tiene unos 600 alumnos, y está clasificado como vulnerable, porque tenemos muchos niños de pies azulosos de frío y bajos resultados en el SiMcE. Por eso nos mandaron asesorías externas con el Programa Liceos Para todos y ahora con el Programa Liceos Prioritarios. Ah, se me olvidaba... en el año 2005 tuvimos que hacernos un autodiagnóstico, que correspondió a un invento que se llamó Sistema de Aseguramiento de la calidad de la 
Gestión Escolar (SAcGE), donde nos darían dinero bajo la condición de tener un plan de mejoramiento... hoy no sé qué pasó con eso, mi directora dice que nunca llegó la última cuota para realizar ese plan, y que ahora tenemos que hacer un nuevo plan. Es cierto, en este liceo todo cuesta más, estamos lejos de los cines, teatros, espectáculos, museos... y no se puede abusar de la televisión o los computadores. Es curioso, pero en cada plan anual nos obligan a poner en un cuadrito cuántos puntos subiremos en el SiMcE, y cuántos en la PSU. todos sabemos lo lejano de la meta, no porque queramos, sino porque no tenemos tiempo para hacer un trabajo pedagógico como es debido, pero no nos queda otra. Mientras tanto, empresas “interesadas en los niños/as” nos venden sus manualcitos de cómo entrenarlos para responder bien a las pruebas estandarizadas, todo con un cD de regalo.
Ahora estoy aquí sentada, llamándome Gabriela, como aquella otra gran Gabriela. tengo sus textos a mi lado, mientras un espejismo del futuro me asusta, veo los destellos oscuros de un nuevo invento llamado Agencia de calidad que aumentará el número de pruebas estandarizadas para controlar nuestros avances trimestrales, y estaremos de seguro, estancados en la última categoría, la de los pobres, amenazados perpetuamente al cierre de la escuelita... nunca he entendido por qué se 
ensañan con nosotros. ¿Qué diría Gabriela de todo esto?”



Dato: ¿Sabían que Jaime Estévez es parte del directorio de Educación 2020? Si pues, el mismo que siendo jefe de los Patos Malos de BancoEstado le prestó plata a Luksic para que comprara el Banco de Chile, luego se metió a su directorio, y que es presidente del directorio de Cruzados S.A. Qué cosas, ¿no?

jueves, 11 de abril de 2013

“Los Beyer”


El lucro tiene defensores transversales. Es curiosa la cáscara que envuelve defensivamente al acusado ministro Beyer. Son como un “partido transversal de derecha”que ha salido a articular en el sentido común el discurso de defensa de Beyer, el político. Son “Los Beyer”.

viernes, 5 de abril de 2013

Beyer y la superación de la tecnocracia


Las siguientes notas son recomendaciones que emanan de artículos académicos de uno que otro think tank  o centro académico criollo.
“Se estima que en la situación actual no es recomendable suprimir el financiamiento compartido porque éste ha allegado importantes recursos a educación, pero además porque no es evidente que la prohibición de aportar a la educación de los hijos en el colegio inhiba a los padres de gastar en su educación.”
“La clave está en seleccionar adecuadamente a los directivos de las escuelas y liceos públicos y luego empoderarlos para que realicen una gestión orientada a los aprendizajes de los estudiantes. Por cierto, esa orientación debe ser apoyada desde fuera con exigencias específicas de desempeño de los estudiantes. Los directivos deben ser evaluados en función del cumplimiento de esas exigencias.”
“No hay tampoco aquí, entonces, desde el punto de vista de los desempeños educativos, razones para justificar un financiamiento especial para los establecimientos estatales.”
“Parece necesario, entonces, introducir cambios al régimen laboral de los docentes, asegurando algún grado mayor de libertad para los sostenedores públicos de educación.”
El factor común de las citas es que su autoría corresponde al hoy acusado-constitucionalmente ministro de educación de Sebastián Piñera, Harald Beyer.

martes, 2 de abril de 2013

Multitud resentida versus Michelle Bachelet


El resentimiento no goza de apreciación en política, meno saún en nuestra criolla versión de “estabilidad” post-dictatorial. Es algo injusto que se le menosprecie, pues su existencia bien puede tener un carácter descriptivo de las subjetividades que se juntan gracias al movimiento social del 2011 en adelante. El resentimiento tiene su raíz en la percepción, real o imaginada, de que algo que ocurre está mal. A ello se le suma la acumulación de experiencias de humillación y pérdida del sentido de dignidad humana.

martes, 12 de febrero de 2013

Notas críticas sobre el Capital Humano 1.

El Capital Humano es un concepto que se apila entre los muchos con que el gerencialismo empresarial se ha ido tomando espacios de la vida política de nuestro país. Es también uno que ha permitido la acumulación de la producción académica que discute de educación e institucionalidad de las ciencias e investigación. Se suma asimismo a los conceptos con que se materializa la transformación discursiva y material de nuestros derechos en mercancías. En "Descampado", un conjunto de ensayos a propósito del movimiento estudiantil editado por raul rodriguez (sic) y Andrés Tello (Sangría, 2012), diversos autores nos ofrecen perspectivas que ayudan a profundizar el debate sobre los problemas políticos, sociales, culturales, simbólicos y económicos que emanan a la superficie motivados por la explosión estudiantil y social del 2011. Uno de éstos es el uso del término Capital Humano, críticamente nombrado como Inteligencia Precaria. A propósito de éste, acá va un extracto de lo que sería el coro del drama de la inteligencia precaria: el precariado.


“El coro es el precariado, que se recluta principalmente entre los millones que entregan su saber a las empresas (la Universidad es una de ellas, y de las más relevantes), en conjunto con aquellos que componen la fuerza de trabajo fordista, también con los inmigrantes tercermundistas cuyos flujos van en todas direcciones, ya no solo hacia el Norte. El precariado lo conforman también los miles de estudiantes endeudados, que se han visto en la necesidad de vender una parte de sus futuros ingresos para estudiar hoy. El precariado somos el mayor porcentaje de aquello que los economistas neoliberales y sus acólitos llaman stock de capital humano. Somos la minoría más grande” (raúl rodriguez freire (sic) En Descampado, p. 105.)
 ¿Se considera usted parte del precariado? ¿Cómo enfrentar el uso de términos y conceptos que cierran nuestras demandas por mayor justicia e igualdad a la política artificial de lo posible?

jueves, 6 de diciembre de 2012

Politizar la ciencia


Una columna de Más Ciencia para Chile en el diario The Guardian traslada las demandas gremiales de los científicos Chilenos al ámbito internacional, sumándose a otros clamores como el publicado en  la revista Science. La idea fuerza defendida por Más Ciencia y otras organizaciones de científicos es que Chile necesita una nueva institucionalidad para la ciencia y la tecnología, del tipo ministerio. Sin embargo, esta demanda viene de la mano con un vacío tremendo de politización. Es más, el párrafo que abre la columna en The Guardian argumenta: “La politización de la ciencia está evidenciándose crecientemente como dañina al avance de la ciencia”.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Medidas de valor agregado en educación: ¿cuál valor?


Un diario de circulación nacional publicó un estudio en que una casa de estudios habría determinado los colegios que aportarían más “valor agregado” en Chile. Junto con ello, incluye una columna de uno de los autores del estudio, en que se justifica el estudio de las medidas de valor agregado en Chile. ¿Qué debiese concluirse de los estudios de valor agregado en educación?

lunes, 19 de noviembre de 2012

Otra ciencia para Chile


Las últimas semanas los medios, principalmente escritos, han dado espacio para una interesante discusión sobre la institucionalidad de la investigación científica en Chile. El pie a la discusión vino de una iniciativa gubernamental: el traslado de CONICYT al ministerio de economía  que ha creado controversia en la comunidad científica e incluso acciones para evitar que ello ocurra (ejemplo: esta carta de elquintopoder.cl). Hasta ahora, los científicos han comenzado una cruzada discursiva y organizativa buscando sistematizar la crítica y movilizar a la ciudadanía. La crítica a la iniciativa gubernamental, dirigida desde organizaciones como la Asociación Nacional Investigadores de Postgrado(ANIP) y la organización Más Ciencia para Chile, llama la atención sobre varios aspectos beneficiosos sobre crear un Ministerio de Ciencia y Tecnología para Chile. Sin embargo, resulta curiosa la despolitización con que se instala esta crítica.

viernes, 26 de octubre de 2012

Más democracia, menos liturgia electoral


Es difícil defender que un voto cuenta en Chile. En particular porque el sistema fue diseñado para que el voto no cuente, y solo sea parecido a un trámite litúrgico que legitima las decisiones de los partidos sobre quiénes detentan cargos en las instituciones políticas. Son esos los partidos que decidieron jugar en el andamiaje legal creado por la dictadura cívico-militar. Ese andamiaje se ha mantenido con cambios meramente cosméticos durante los gobiernos civiles posteriores, ya sea por voluntad política (o falta de ésta), acomodo u honesta incapacidad.

viernes, 5 de octubre de 2012

Lenguaje de señas para bebés

Hace un tiempo mi hija, de unos nueve meses entonces, estaba inquieta para irse a dormir. Asociamos que era una típica maña nocturna, pero de repente nos hizo una seña: puso su mano indicando el oído y luego señaló la ventana. Era una noche con viento y la ventana estaba abierta. La mano en el oído es la seña para el concepto de “ruido”. Cerramos la ventana y ella se fue a dormir, con calma, sin maña y sin llanto. Es la gracia de que haya aprendido lenguaje de señas antes de poder hablar.